Taller literario el baile de los niños.

Wednesday, July 18, 2007

Cómo diseñar la carátula de un disco y sucumbir ante su melodía


Cómo diseñar la carátula de un disco y sucumbir ante su melodía
Por: Juan Alvarado

"El mismo viento que puede apagar el fuego,
puede encender la brasa que agoniza"

- Skay Beilinson-

Conseguirás una pizarra magnética, para -con mucho cuidado- tallar encima la ventana por donde adentrarás todo.
Una vez que lo lograste, con la fuerza del plumón de tu alma, deberás dibujar en soledad los pasos que entregarás mientras avanzas. Sin contar las sensaciones, estarás rodeado de árboles azules y la bienvenida de la neblina como objetivo por iluminar.
¿Vuelas? ¿te sientes cómodo?
Podrás seguir entonces, sabiendo que el sonido que quieres perpetuar, significa lo contrario de lo buscas al caminar.
Escucharás el latido permanente y todo lo anterior no habrá sido más que la introducción del cuadro que dejaste olvidado en el silencio amniótico.
No podrás sucumbir ante la melodía sin el vacío silente.
Por ello, trazarás tu propio bosque con ardillas. Serán miles los ojos de nuez que impulsarán tu enseguida.
Cortarás tu corazón. Mientras, lo observarás pirateado en todo lo que no estará a tu alcance, corcheteando como pétalos tu esencia diluida para ese riachuelo donde embarcarás el viejo horizonte.
Al irrumpir en la nieve, creerás derretir tu pasar: la vida será una carátula de mica sin barreras para la tristeza de la risa. Esa carcajada espiritual es una roja manzana que destella a un costado. Entonces, te sentarás frente a ella y meditarás el porqué de su rojo, brillo y sabor. Trasunta tan líquida como la sangre; todo lo que se derrumba en lo externo de los ciclos.
Tomarás la fruta y la fragmentarás todo lo que puedas. Estos destellos, los enterrarás bajo la tierra en donde nace la montaña. La escalarás también, sin pausas ni agotamiento; llegarás tan alto como las almas de los muertos. Y ellos te dirán que cojas un puñado de la nube naranja; absorbiendo el oxígeno primigenio, trascendiéndote hasta donde has llegado.
¿Escuchaste como suena cuando dejaste de oír?

0 Comments:

Post a Comment

<< Home